ESCRITOR-HISTORIADOR

Nació a la una de la madrugada del 2 de julio de 1960, en una humilde vivienda situada en la compañía Yarati-í de Yuty, departamento de Caazapá. Hijo de la pareja conformada por Teodora González Martínez y Juan de Dios Sotelo Yegros. Cuando llegó al mundo, su madre tenía 36 años y su padre 68. Le anotaron en el Registro Civil del pueblo de Yuty el 11 de enero de 1961, actuando como testigos don Teodoro Anzoátegui y don Florencio Ferreira. Fue su padrino de bautismo, don Julio Barboza, que según su madre eligió para su nombre.

JULIO SOTELO GONZÁLEZ  "Escritor - Historiador"

JULIO SOTELO GONZÁLEZ “Escritor – Historiador”

Julio es el sexto de 8 hermanos, 4 mujeres y 4 varones: Julián (+), Hilda (+), Viviano, Gregoria, Marciano (+), Julio, Antonia y Felicia. Fueron sus abuelos paternos Faustino Sotelo y Felipa Yegros y por la rama materna Liborio González y Delpilar Martínez. De uniones anteriores de su padre tuvo otros hermanos: Adrián (+), Sergio (+), Arsenia, Ignacia (+) y Elena.

Luego de la Guerra Civil de 1947, don Juan de Dios, su padre, por ser del Partido Liberal, estuvo en la cárcel durante 2 años y 8 meses. Le sacaron casi todo lo que tenía, animales y tierra. Quedó en la extrema pobreza. Nunca más pudo acceder a tierra propia y sus cultivos tenían en propiedades de su suegro.

Aun con el esfuerzo que puso, no pudo salir de la miseria, por lo que su hija Arsenia Sotelo de Fernández que ya vivía en Encarnación le convenció a que se mudara a esta ciudad. Fue así que a fines de 1963, con su esposa decidieron tomar las pocas pertenencias que tenían, alzaron en carretas con las que se trasladaron los 40 kilómetros de Yarati-í hasta la estación del tren que les trajo con sus hijos hasta Encarnación.

La nueva vida de los Sotelo-González comenzó en el barrio Pacú-Cuá, en principio en la casa de su hermana y al poco tiempo, su padre construyó una modesta vivienda a pocas cuadras de la orilla del caudaloso río Paraná.

  • image carousel
1 2 3 4 5 6 7
slider wordpress by WOWSlider.com v8.0

De esos años de su niñez, Julio Sotelo recuerda, la orilla del río con las playas de blancas arenas, del arroyito que desembocaba en el, donde pescaban “mojarritas”, “palometas”. De la corredera del Paraná sacaban “doradillos”, pescados que los convertían en deliciosas comidas fritas. En esos tiempos escuchó relatos fantásticos de navegantes, pescadores, contrabandistas que tenían al río como medio para ganarse la vida. De ellos aprendió las primeras historias, las que con los años serían su pasión.

Cuando tenía 6 años, detrás de sus hermanos mayores fue a la escuela, entonces llamada “Beato Roque González”. Como todavía no tenía la edad para inscribirse como alumno regular, le permitieron asistir de “oyente”. Pero según le contaron después, por asimilar rápidamente las lecciones, al poco tiempo le aceptaron, con la condición de que llevara su propia silla para sentarse en el aula, elemento que fabricó su padre para cumplir con la exigencia de la escuela. En esta escuela estuvo hasta el cuarto grado, el quinto cursó en la Escuela Alemana, turno noche, y el sexto grado, nuevamente en el “Beato Roque González”.

Tenía 11 años cuando terminó su educación primaria, -con mucho esfuerzo, porque con los hermanos tenían que hacer algo para ayudar a su madre que trabajaba de pasera llevando a Posadas chipas para vender. Su padre, anciano ya, no tenía un trabajo estable.

Por esas cosas de la vida en que se presentan oportunidades, sus padres contactaron con el Lic. David Fretes y Hena Ramírez de Fretes, quienes estaban iniciando el Colegio Juan XXIII y les ofrecieron una beca para que su hijo prosiguiera sus estudios secundarios en este colegio.

En 1972, con 12 años comenzó el primer curso que a duras penas terminaría debido a que tenía que trabajar de lustrabotas, y otras veces, vendiendo empanadas o marineras que su madre preparaba.

Para el segundo años de la secundaria ya no se presentó al colegio, pero los directores de la institución fueron a la casa a buscarle y casi “obligaron” a sus padres a que no permitieran que abandone su educación.

Del año 1973 recuerda de esas tempranas horas de las mañanas en que asistía al hogar de menores “San Cristóbal”, donde desayunaba y de ahí a clase en el colegio Juan XXIII. Este primer albergue para niños de escasos recursos funcionaba en una casa sobre la calle Mcal. José F. Estigarribia casi padre José Kreuser. Este año conoció al licenciado Cesar L. Benítez, en aquel entonces corresponsal y distribuidor del diario ABC Color quien le dio los ejemplares del diario y salió a vender por la calles de la ciudad.

1973 fue un año que marcó parte importante de su vida porque comenzó a introducirse en el campo de la historia escuchando las clases de la profesora “Morena” de Fretes, de la pintura, teniendo como profesor a Cesar Abraham Duba y a Teresa Alborno de Rivas. De la mano del profesor Alberto Delvalle se introdujo en la literatura.

Sus primeros trabajos de dibujos los realizó retratando a jugadores del Club Cerro Porteño que aparecían en los diarios. Este año obtiene un premio de un concurso de dibujo organizado por la Secretaría de Cultura de la municipalidad de Encarnación y la Embajada de Francia “Pintando a Francia”.

Antes de cumplir 17 años, se presentó en la Base Naval de Encarnación para cumplir con el Servicio Militar Obligatorio. Como todavía no llegaba a la edad exigida para que pudiera aceptarle, tuvo que decir que tenía más edad. En principio estuvo como “agregado”, pero luego de la inspección en marzo de 1977, le aceptaron como conscripto y como tal fue 1978asignado a ser ordenanza del comandante de la unidad naval y se encargaba de pintar letras de carteles indicadores y dibujar el esquema del programa anual de la unidad.

De la vida cuartelera tiene memorables recuerdos. Aprendió la responsabilidad, el esfuerzo, el respeto al semejante y por sobre todo: sortear obstáculos. Cuenta Julio que esos días de intensos fríos de invierno, en su puesto de centinela, entre guardias interminables, estudiaba sus lecciones para los exámenes. Así en 1977 terminó el secundario como Bachiller en Ciencias y Letras. En 1978 terminó el Servicio Militar con el rango de cabo primero.

Cumplido con la patria y reintegrado a la vida civil, se dedica a pintar carteles publicitarios en la vía pública para ganarse el sustento y comienza a estudiar dibujo y pintura por correo en la Modern School de Buenos Aires. La necesidad hizo que aprendiera la técnica de impreso en serigrafía.

En 1980, con la experiencia de letrista y serigrafista, con su hermano Marciano Sotelo fueron contratados por la empresa Refrescos del Paraná S.A. (Coca-Cola) para el departamento de publicidad, su primer trabajo remunerado. En esta firma se dedicaron a pintar carteles de rutas, murales en los distribuidores, a los comercios, almacenes, supermercados de los departamentos de Ñeembucú, Misiones e Itapúa. Introdujeron los primeros carteles acrílicos. Para el carnaval de 1981 en el taller de publicidad se imprimieron logos de las marcas en tamaños gigantes y la impresión de remeras y camisetas para clubes y colegios. En esta empresa fue fundador de la Asociación de Empleados y Obreros.

1984, realiza la primera exposición de pintura como artista plástico, en la III Muestra de Arte Misionero a invitación de la Municipalidad de la ciudad de Posadas. En diciembre de 1984 se retiró de la fábrica de gaseosas.

Comienzo 1985 viaja a la capital Argentina. Instalado en Buenos Aires, trabaja como obrero, pintor de obras y como dibujante en agencias de publicidad. Estudia Comunicación Visual, en la Escuela Modern School, dibujo publicitario, artístico y caricatura. Aprovecha su estancia en Buenos Aires para viajar Montevideo (Uruguay); Sao Paulo (Brasil) y Santiago de Chile. Se relaciona con importantes artistas plásticos y escritores argentinos, participando en Congresos y Conferencias. Conoce a escritores de la talla como Ernesto Sábato, Jorge Luís Borges, al escritor español Gonzalo Torrentes Ballester, entre otros.

Toma contacto con pintores argentinos en Caminito barrio de la Boca – Bs. As. En el Parque Lezama, con otros escritores, bohemios y artesanos.

Realiza su segunda muestra de trabajo artístico, acuarelas y retratos al lápiz en la Galería de Arte Itapúa. Empieza con el periodismo publicando una pequeña revista, Tiempo Nuevo, como vocero de los jóvenes de la parroquia Beato Roque González.

1986, inicia sus estudios en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Diplomáticas de la Universidad Católica. Trabaja con los estudiantes quienes lo nombran encargado de Prensa y Comunicación del MUCU (Movimiento Unidad y Cambio Universitario).  Ingresa en la Pastoral Universitaria. Gana las elecciones estudiantiles con el candidato del MUCU. Publica la Revista universitaria “Avancemos” vocero de los alumnos del primer curso de Derecho. Nace la FEUP (Federación de Estudiantes Universitarios del Paraguay) forma parte de esta agrupación con otros compañeros universitarios.

1987, el MUCU vuelve a ganar las elecciones estudiantiles, Sotelo es el encargado de la campaña electoral y de la propaganda.

Se crea la Pastoral Juvenil de Itapúa y es nombrado Secretario Ejecutivo. Organiza a los jóvenes de las parroquias del departamento y los reúne para celebrar el “Año Eucarístico Nacional”. Se inicia los primeros pasos para la visita de Juan Pablo II.

En la Universidad Católica realiza su tercera exposición de sus trabajos plásticos; pinturas con acuarela y retratos al lápiz de bellas alumnas universitarias.

Octubre de 1987, se organiza un gran encuentro de los jóvenes de Itapúa para la clausura del “Año Eucarístico Nacional”. Los jóvenes se comprometen construir un Paraguay mejor. El viernes 4 de diciembre de este año encabeza una Gran Procesión de Silencio como medida de protesta ante las persecuciones del régimen stronista. Esta inédita movilización realizada en la ciudad de Encarnación partió desde la parroquia San Martín de Porres de Villa Cristina hasta la Catedral. Unas 500 personas marcharon con cánticos y velas encendidas rodeados de pyragues (soplones) y policías.

1988, febrero, organiza a los primeros Servidores que se preparan para la visita a Encarnación del Papa Juan Pablo II.

Abril de 1988, organiza la mayor concentración de jóvenes de Itapúa en un Campamento realizado en el Parque Municipal de Quiteria. Reúne a más de 3.000 jóvenes.

Siendo el responsable de la Campaña electoral, El MUCU, nuevamente gana las elecciones para el gobierno estudiantil.

18 de mayo, siendo coordinador general de los Servidores, entrega al Papa Juan Pablo II en el día de su cumpleaños los frutos de la tierra y un sombrero pirí con el símbolo papal pintado por él. Esa misma noche participa en Ñu Guazú del encuentro de los jóvenes con el Papa.

Julio de 1.988, publica la Revista “Análisis” vocero de la Pastoral Juvenil de Itapúa. Este año, el intento de ser un abogado se truncó en el 3º año debido a los tiempos de muchas manifestaciones estudiantiles en contra del dictador Alfredo Stroessner que le imposibilitó continuar sus estudios universitarios. No obstante, en ningún momento dejó de autoformarme en base a mucha lectura de textos jurídicos y literarios que le abrió un amplio campo dentro del ámbito periodístico.  Noviembre de 1988, inicia un curso para profesores de Artes Plásticas en el Centro Regional “Saturio Ríos” de San Lorenzo costeado por el Colegio Inmaculada Concepción.

El 10 de febrero de 1.989, una semana después de la caída de Stroessner, en una memorable reunión realizada en un saloncito, propiedad de la familia Carísimo, situado en la calle 14 de Mayo, entre J. L. Mallorquín y Gral. Artigas fue elegido como el primer presidente de la Juventud Liberal Radical Auténtica (JLRA) de Encarnación. En marzo de este año se inicia como profesor de las materias de Artes Plásticas y Educación Artísticas (Arte Publicitario) en el colegio Inmaculada Concepción y en el Juan XXIII, Colabora como periodista en los periódicos La Voz de Itapúa y Eco del Sur.  En estos tiempos, también habilitó una pequeña empresa publicitaria llamada “L’Atelier”

En 1.990, ingresa como miembro del Equipo Diocesano de Educación para la Reforma Educativa.

Año 1.991, integra el Equipo Técnico del Colegio Inmaculada Concepción y forma parte de la Comunidad Educativa. Es nombrado responsable del Equipo Diocesano de Comunicación de la Prelatura de Encarnación (actualmente Diócesis).

Forma parte del Periódico “Cuarto Poder”. Dirige el Semanario “La Prensa del Sur” y trabaja como escenógrafo en Canal 7 TV Itapúa para montaje de set en los programas “Super onda” y “Punto de vista”.

Diciembre de 1992, viaja a los Estados Unidos de Norteamérica integrando la delegación de profesores y estudiantes del Colegio Juan XXIII.

1.993, lo nombran Profesor Guía en el Colegio Inmaculada Concepción y en el Colegio Juan XXIII.

1.994, colabora con la Supervisión de Enseñanza Secundaria para capacitar a profesores de Artes Plásticas en el departamento de Itapúa.

Reinicia sus estudios en la Universidad Católica.  Por primera y única vez, hasta ahora, se presenta una mujer como candidata a dirigir a los universitarios. La candidata de la “Alianza Universitaria” gana las elecciones teniendo como responsable de la Campaña Electoral a Julio Sotelo.

1.995, Ingresa como profesor de Artes Plásticas en el colegio privado “Luís Pasteur”.

19961996, 17 de octubre, la Cámara Junior de Encarnación le otorga la distinción de “Joven Distinguido” en la política. Se presenta como candidato a Concejal Municipal. Colabora con el Semanario “El Mercurio” de Itapúa.

En 1.997, ingresa a Radio Paraná F.M. para conducir un programa folklórico. Accede como profesor de Artes Plásticas en el Liceo Privado “Carlos Antonio López. Articulista en el semanario “La Prensa del Sur”. Este año pinta un gran mural en el estadio de Villa Alegre en ocasión del VIII Campeonato Sudamericano Sub 17, siendo Encarnación una de la sub sede.

1.998, trabaja como conductor del programa folklórico en la radio Ara Pyahú.

2.001, ingresa en RTV – Canal 4 para preparar escenografía y también como realizador de programa. Sale en pantalla de Canal 4 “Cordialmente” bajo su conducción.

2003, desde febrero de este año hasta julio de 2005 se desempeñó como Secretario General del comité del PLRA de Encarnación.

En el 2003, su vida daría un giro gracias a don Toribio Segovia, un entusiasta dirigente del club 22 de Septiembre quien le propuso escribir un libro de los 100 años de la institución.   A partir de esta tarea se concretó el gran sueño que tuvo desde que fue canillita: el de investigador y escritor.  Pero tuvo que pasar 30 años desde que comenzó a juntar ejemplares de diarios que luego le sirvieron para la elaboración del compendio histórico con el nombre de 22 de Septiembre FBC, un  siglo en la historia, libro de casi 1400 páginas.

2005, setiembre, la Comisión Directiva del Club 22 de setiembre le contrata para recopilar y escribir los cien años de la institución en la historia.

2007, termina el libro “…22 de Septiembre F.B.C.: Un siglo en la historia y su influencia para el desarrollo de la ciudad…” y entrega a la imprenta de la que pronto será presentado. Este año, con el licenciado Cesar L. Benítez y el profesor Alberto Delvalle se puso a bosquejar la idea para que el programa radial y televisivo Época de Oro se convierta en un libro, proyecto que comenzó a andar en setiembre de 2007, con la selección de datos de distintos acontecimientos e historia de familias encarnacenas difundidas a través del programa.

2008, miércoles 16 de enero presenta en el Centro Social de Encarnación el libro 22 de Septiembre FBC, un siglo en la historia.

Con el entusiasmo puesto en recopilar la mayor parte de la Historia Encarnacena que no existía antes del libro 22 de Septiembre FBC, un siglo en la historia, se propuso seguir investigando. Y la vida le puso nuevamente a prueba con el inesperado y sentido fallecimiento del Prof. Alberto Delvalle acaecido el 3 de febrero de 2008. Esta pérdida irremplazable le obligó tomar la posta que dejó este grande de la cultura encarnacena. Se integró de lleno a Época de Oro con la misión de investigar y editar el libro, con el fiel compromiso de honrar a los que fueron protagonistas.

Así fue que el lunes 23 de marzo de 2009 se presentó Época de Oro – Tomo I en coautoría con el Lic. Cesar L. Benítez. El 22 de julio de este año, con otros escritores encarnacenos fundan la Sociedad de Escritores del Paraguay – Filial Itapúa con la valiosa colaboración de la Dra. Nadia Czeraniuk Schaefer y la poetisa Sofía Valenzuela. Lo eligen Secretario del gremio.

2010, comienza la carrera de Ciencia Política en la Universidad Católica.

Siempre con el afán de seguir ampliando la producción de conocimientos históricos de la ciudad de Encarnación, el director Propietario de Radio y TV Paraná se encargó de conseguir financiamiento de la Entidad Binacional Yacyreta e Itaipú Binacional para la concreción de Época de Oro – Tomo II que se publicó el miércoles 2 de mayo de 2012 en coautoría con el Lic. Cesar Benítez.

El 16 de diciembre de 2012 fue electo como miembro del Directorio del Partido Liberal Radical Auténtico.

El jueves 17 de julio de 2014 fue electo como el Presidente de la Sociedad de Escritores del Paraguay – Filial Itapúa.

Pero aún faltaba otra parte importante de la historia de esta ciudad y Julio Sotelo se propuso escribir la Historia del Carnaval Encarnaceno. Consiguió el respaldo de la Comisión del Carnaval y el libro se presentó el viernes 5 de setiembre del 2014 en la 10° Libro Feria.

En el 2016, fines del mes de marzo, comienza a escribir ¿Por qué cayó el partido colorado en Encarnación: Eligieron a Alfredo Luis Yd o votaron en contra a Joel Omar Maidana? un ensayo sobre la TRANSICIÓN en la administración municipal.

Facebook: Julio Sotelo
Twitter: @TESTIGO URBANO
Email: julio_sotelo@hotmail.com
http://juliosotelogonzalez.blogspot.com